¿No desayunar engorda? - Esmigastro
Salud General / 07 mayo 2019

¿No desayunar engorda?

No desayunar engorda es una de las afirmaciones que mas hemos escuchado en los últimos años, así lo han afirmado miles de profesionales de la salud. Han afirmado que el no desayunar incrementa la sensación de hambre y posteriormente comamos en exceso; siendo así como se favorece la ganancia de peso.

 

 

¿Dónde nació la teoría de que no desayunar engorda?

 

 

Esta teoría o afirmación nace en el año de 1917 por la investigadora Lenna Frances Cooper quien pública en la revista “Good Health” que el desayuno es el alimento más importante por que es la comida con la que empezamos el día. Como dato curioso el mentor de la investigadora y que apoyo la publicación y difusión de del estudio fue doctor John Harvey Kellogg, cofundador de los cereales Kellogs.

Otro dato curioso, un tercio de la población de los países desarrollados omiten el desayuno en sus hábitos alimenticios.

 

 

¿Qué dicen los nuevos estudios?

 

Un estudio reciente publicado en la revista JAMA de pediatría muestra el seguimiento dado a estudiantes cuarto a sexto grado y de bajos ingresos en Filadelfia.

 

 

A estos estudiantes se les brindaba el desayuno en el salón de clases y los hallazgos fueron reveladores, ya que se detectó un aumento en el número de estudiantes con obesidad. Los investigadores contemplan la posibilidad que estos estudiantes consumían alimentos en casa antes del desayuno en la escuela y esto pudo influir en los resultados.

 

 

 

Pero lo mas importante es la calidad del desayuno que estos estudiantes recibían, ya que se basaba en alimentos fríos, cereal, leche, pan, jugos, galletas, etc”.  Ante esto, algunos investigadores de Finlandia afirman que el desayuno no es fuente de proteínas de calidad y que los panecillos podrían no estar saciando el apetito de las personas, llevándolos a comer en exceso en el resto del día.

 

 

 

“Dada la evidencia actual que rodea el consumo de un aumento de proteínas en la dieta en el desayuno, es apropiado recomendar el consumo de proteínas en la comida de la mañana para mejorar el control del apetito, el comportamiento alimentario y la calidad de la dieta”, dijo la coautora Heather Leidy del departamento de ciencias de la nutrición de la Universidad de Purdue. “Además, los desayunos con mayor contenido de proteínas también han mejorado el control de la glucosa a lo largo del día”.

 

 

¿Esta conclusión es definitiva?

 

Tendremos que esperar a que se hagan más estudios, ya que los realizados hasta el momento han sido de corta duración (menos de 12 semanas), y no permiten evaluar los cambios en el peso corporal.

 

 

¿Y entonces?

 

Lo que nos sugiere esta información es poner atención a la calidad del desayuno, el cual debe ir acompañado de proteínas de calidad, y no solo de harinas y jugos; o pensar que un plato de cereal es bueno para nuestro organismo.

Si tienen alguna duda sobre su alimentación es aconsejable visitar al nutriólogo y recibir una orientación y plan personalizado que cubra sus necesidades calóricas y alimenticias.

 

 

 

¿Ustedes que desayunan?

Noticias Relacionadas

416

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *